¿Sabías que la mayoría de las toxiinfecciones alimentarias se dan por manipulaciones incorrectas de los alimentos en el hogar? Es por esto que queremos mencionar algunos consejos para evitar situaciones comprometidas.

CONSEJOS BÁSICOS DE MANIPULACIÓN Y CONSERVACIÓN DE LOS ALIMENTOS

LIMPIAR: Lávese las manos y lave las superficies con frecuencia

  • Hay que  lavarse las manos con jabón y agua tibia al menos durante 20 segundos, con frecuencia tras contactar con cualquier material sucio.
  • Las manos, las superficies y los utensilios de cocina utilizados se deben lavar a fondo después de manipular cualquier alimento.
  • Se deben lavar y desinfectar bien las frutas y hortalizas.
  • Se debe utilizar un utensilio de cocina limpio y diferente para cada cometido.
     

COCINAR: Cocine a las temperaturas correctas

  • Asegurar la cocción completa de los alimentos.
  • Cocinar los huevos hasta que la yema y la clara estén duras. Usar recetas en las que los huevos se cocinen completamente.
  • Cuando usemos el microondas tenemos que asegurarnos que los alimentos se cuezan de manera uniforme.
  • Cuando coinemos huevos, debemos fijarnos que la cáscara esté en buen estado y sin roturas.
  • Guardar siempre en la nevera los platos que contengan huevo y no por más de 24 horas.
     

ENFRIAR: Refrigere de inmediato

  • Refrigera los alimentos rápidamente tras hacer la compra.
  • La temperatura ideal de un frigorífico es de 5ºC en el estante de en medio.
  • El punto más frío del frigorífico es el estante de abajo (2°C), justo encima del cajón de las verduras. Aquí debemos situar la carne y el pescado frescos.
  • Coloca todos los productos en que se especifique “Una vez abierto, consérvese en frío ” en los estantes de en medio (4-5°) y en el de arriba (8°C).
  • Los cajones de abajo (hasta 10°C) están pensados para guardar verduras y frutas, que podrían estropearse a temperaturas inferiores.
  • Los compartimentos o estantes de la puerta son la parte menos fría (10-15°C) y sirve para productos de ligera refrigeración, como las bebidas, la mostaza o la mantequilla.
  • Descongela los alimentos en el refrigerador, en agua fría o en el horno del microondas, pero no a temperatura ambiente.
  • Una vez descongelado un alimento debe ser consumido, no se puede volver a congelar.

ALMACENAR: cada alimento tiene condiciones de conservación

  • Protege los alimentos y la comida de insectos, mascotas y/o animales.
  • Protege los alimentos con papel de aluminio o plástico alimentario antes de guardarlos en la nevera.
  • Consume los alimentos que lleven más tiempo almacenados.
  • Respeta la fecha de caducidad.
  • No guardes la comida por mucho tiempo (aunque sea en el congelador)
  • No dejes alimentos cocinados a temperatura ambiente.
  • Evite guardar alimentos crudos con alimentos cocinados (en el mismo recipiente).
  • Deshazte de alimentos con mal aspecto, que sepan o huelan mal.
  • Guarda los alimentos enlatados en lugares secos y limpios.

TRANSPORTAR:  

  • Cualquier plato que lleve huevo tiene que transportarse en neverita portátil.
  • Los alimentos cocinados deben transportarse en recipientes cerrados herméticamente y con refrigeración si la temperatura ambiente es alta.
  • Los alimentos no-enlatados no pueden permanecer más de 1 hora a temperatura ambiente.
  • Hay que transportarlos en lugares secos y limpios. Separados de insecticidas o productos químicos.

Para una información más completa y detallada, no dudes en consultar los links que proporcionamos a continuación:

Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición

Normas de manipulación de alimentos básicas